NUESTRA HISTORIA

La firma “Antonio Herrero. Abogados” comenzó su actividad en el año 1984 de la mano de su fundador Antonio Herrero Tomás. En sus inicios, simultaneó el asesoramiento jurídico-mercantil de unos grandes almacenes españoles ya desaparecidos, con varias compañías multinacionales del sector del automóvil y la locomoción. A mediados de los años noventa desarrolló una labor de apoyo a la internacionalización de diversas empresas del sector de la piedra natural. El despacho asesoró a estas compañías en la apertura de sucursales e implantación de factorías en Egipto, Líbano, Brasil, Estados Unidos, Colombia, Uruguay, Marruecos, Méjico y Ecuador. Fruto de esa labor se consolidó una importante red de colaboración con diversos despachos de esos países que a día de hoy aún perdura. A principios del año 2.000 y coincidiendo con el auge de la edificación, la firma prestó también asesoramiento a diversas empresas promotoras, sobre todo en reclamaciones judiciales por vicios de la construcción. Igualmente y tras la profunda crisis que se cernió sobre la economía en el año 2008, el despacho se especializó en derecho concursal, tramitando un importante número de concursos de acreedores. Durante los treinta y cinco años de experiencia profesional acumulada por “Antonio Herrero. Abogados”, hemos gestionado más de doce mil asuntos, prestando un servicio integral, tanto a aquellos clientes particulares y ocasionales que nos han confiado sus asuntos como a las empresas que, de manera continuada, han solicitado nuestros servicios en el campo del derecho societario, civil, penal económico, de seguros y derecho de la minería.
Gracias por confiar en nuestro equipo.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Políticas de privacidad.
I Accept